El mito de los vinos con tapa rosca

Derribando el mito de los vinos con tapa rosca

Muchos de ustedes han escuchado que los vinos con tapa rosca son inferiores a los con corcho, que se mantienen mejor, algunos consumidores sienten desconfianza de las botellas cerradas con este tipo de tapa, etc. Hoy les contaremos un poco más de las diferencias y romperemos el mito de la tapa rosca.

La tradición del corcho es muy potente, tenemos un sentimiento muy cercano a este tipo tradicional de tapar las botellas, incluso hoy en día venden corchos con motivos decorativos de diferentes países, a muchos les gusta “vestir” o decorar los vinos.

El screw cup o tapa rosca es una cápsula de metal, otro de los mitos más conocidos y potentes es que este sistema sólo se destina para vinos baratos o de baja calidad. Pero esto es sólo una barrera psicológica que nos creamos en nuestras mentes.

Otro argumento que seguro hemos escuchado es que el corcho es mejor porque el vino así puede respirar, pero esas son sólo suposiciones ya que hoy en día la tecnología permite producir tapas con excelentes niveles y calculados de tal manera que pueda entrar oxigeno. Sólo que simplemente los vinos cerrados de esta manera evolucionan de una manera distinta, permaneciendo frescos por más tiempo, sin perder la complejidad y profundidad de los vinos.

Un vino con tapa rosca puede volver a taparse y guardarse en el refrigerador hasta por dos semanas. Este sistema permite que el vino conserve toda su frescura y sabor.

¡Disfruten el video y explicación!

2 comentarios

  1. Francisca Albornoz

    Excelente. Yo prefiero con tapa rosca. Mucho más práctico y fácil.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*