Vinos dulces, naturalmente dulces y rancios

Vinos dulces

Hola amig@s hoy les quiero contar que existen diferentes tipos de vinos, en este post les hablaré un breve resúmen de algunos.

Los Vinos Naturales: Son vinos que tienen azúcares o alcoholes añadidos, están manipulados y estos son más económicos que el resto.  Son los también conocidos “vinos de licor”, ya que casi todos llevan alcohol añadido. Se les llama  vinos generosos, fortificados.

Dentro de esta familia, hay uno que se llama la mistela, este no es más que mosto de uva con alcohol añadido.

Vale decir, que en este proceso el líquido no ha fermentado, pero no significa que sólo sea vino más alcohol, muy de lo contrario, es un mosto (procedencia de la uva, jugo)

Seguro han oído hablar de los famosos Vinos de Oporto (Procedencia Portugal) estos son vinos generosos dulces, y fuera de España se les conoce y llama como fortificados.

Generoso o fortificado significa que le hemos añadido alcohol, y luego lo acabamos como un vino dulce.

Las más utilizadas en España son:

Moscatel, PX, Garnacha Blanca, etc.  Estos se cultivan en todas las regiones con mucho sol, y se les añade más alcohol.

Los vinos naturalmente dulces

Son aquellos que son dulces por el propio azúcar que no ha podido fermentarse en la uva, por diferentes motivos.

Variedades de uva utilizadas: Riesling, Gewürztraminer, Moscat y Vidal.

Estos vinos tienen azúcares y alcoholes propios, no hay manipulación. El azúcar y el alcohol que nos bebemos proceden directamente de la fermentación de la uva.

La historia nos cuenta que los italianos fueron los primeros que los reconocieron. Un ejemplo es el famoso Moscato Dasti, muy conocido en Italia y sus alrededores.

Estos vinos se producen haciendo una parada fermentativa, es decir “matamos” las levaduras antes de que se coman todos los azúcares.

Por ejemplo: Fermento un vino blanco, hago pasar agua fría por el depósito de acero inoxidable, se enfrían las levaduras, de dejan inertes, bajamos la temperatura del depósito, o las “matamos” añadiéndole más sulfuroso.

Vinos Rancios

Son vinos propios de Cataluña, que a diferencia de los generosos, que suelen envejecerse en barricas, estos se envejecen en recipientes de cristal, en las llamadas “damajuanas”, son recipientes con cuello y barriga grande. El principal objetivo es que el vino se vuelva rancio.

Lo que queremos lograr con este proceso, es que haya una gran exposición a la luz y al sol, que hayan contrastes de cambios de temperatura de frío y calor.

Estos se hacen según el método del “sol y sereno”, son conocidos así en el resto de España.

La idea es elaborar un vino y cuando este ha fermentado le añadimos alcohol vínico para así poder fortificarlo. Luego lo introducimos en las damajuanas y los dejo en los tejados de las casas o de las bodegas durante unos meses, así el vino se va oxidando, enranciando.

Miguel Torres

Es muy importante tener en cuenta que el alcohol está dando una protección al vino, su apariencia es apagada, un vino realmente oxidado con sólo mirarlo, como si estuviésemos viendo un clavo de color oxidado.

En nariz es sorprendente, porque podremos captar aromas de frutos secos, pero en boca tiene notas dulces deliciosas.

Existen vinos rancios secos y dulces, y son ideales para disfrutar con el postre.

Hablando de temas dulces, les recomiendo un postre típico y característico de Cataluña.  “El músico catalán”, consiste en un plato de frutos secos acompañado de una copa de moscatel, realmente delicioso!

Espero les haya gustado el breve resumen de estos diferentes tipos de vinos.

Los invito a leer sobre los Vinos Ecológicos y Naturales.

¡Salud!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*