Deliciosas avellanas directamente desde el Sur de Chile

Avellanas La Hacienda

Hola amig@s, comienzan a bajar las temperaturas en Chile, y nada más rico que poder disfrutar de frutos secos junto a una copa de vino.

Les cuento que acaban de llegar a SUPERMERCADO DIEZ “Avellanas La Hacienda”, directamente desde los campos del Sur de Chile.

La Hacienda se inició a fines del 2004 con el cultivo de Avellanas Europeas, siendo uno de los pioneros en este rubro en la IX Región.  Con el paso de los años aprendieron nuevos conocimientos para poder obtener el mejor fruto.

A fines de los 2010 comenzaron con el proceso agroindustrial de la Avellanas Europeas en origen, es decir, en el mismo lugar de cosecha, lo que permite seleccionarla en el punto óptimo.

Las representantes de la compañía, Cristina Segura y Loreto Morandé, aseguraron “La Hacienda en su constante búsqueda por la innovación se ha aliado con una empresa que procesa frutos secos , lo que ha permitido posicionarnos como una marca de alto estándar de calidad”. La Hacienda

Beneficios de la avellana

• Segun la tradición irlandesa, son símbolo de sabiduría y transmiten esta propiedad a las personas que las comen.

• Fruto seco rico en grasas Omega 9 y en vitamina E.

• Fuente de energía saludable. Beneficiosas para la salud cardiovascular.

• En toda dieta saludable y para los niños.

Las avellanas son ricas en proteínas, vitamina E (α-tocoferol) y folato. El α-tocoferol previene o retrasa enfermedades cardíacas y tiene propiedades antioxidantes y oculares. El folato, en tanto, es necesario para la formación de proteínas estructurales y hemoglobina, y previene malformaciones en el feto cuando es consumido durante el embarazo.

Al igual que otras nueces, es destacable su contenido de ácidos grasos monoinsaturados, útiles para combatir las enfermedades del corazón.

Anímense a probar snack saludables para disfrutar en familia, e incluso prepararle una rica colación a sus hijos. Les dejo algunas recetas que pueden hacer con avellanas.

¡Feliz día!

La clásica Linzer Torte (para 8-10 personas)

INGREDIENTES: 11/3 tazas de avellanas tostadas y peladas 200 g de mantequilla a temperatura ambiente 3/4 taza (150 g) de azúcar flor 1 yema de huevo 1 huevo 1/2 cucharada de cáscara de limón rallada 1/2 cucharada de canela molida Pizca de clavo de olor molido Pizca de sal 2 tazas (280 g) de harina.
11/2 tazas de mermelada de frambuesas u otra fruta roja 1/4 taza de almendras laminadas Azúcar flor para espolvorear.
Torta
PREPARACIÓN: 1. En la procesadora colocar las avellanas tostadas y procesar hasta obtener una harina fina, pero no una pasta.

2. En un bol colocar la mantequilla y azúcar, batir con la batidora eléctrica hasta que la mezcla esté pálida y cremosa. Agregar, batiendo, la yema y el huevo; luego añadir la cáscara de limón, canela, clavo de olor, sal y de a poco, harina. Finalmente agregar las avellanas molidas y mezclar hasta integrar completamente. Envolver la masa en papel plástico y dejar reposar 30 minutos en el refrigerador. En una superficie lisa ligeramente enharinada, dividir la masa en 2 y presionar cada mitad en 1 disco de 20 cm. Envolver cada disco en papel plástico y dejar reposar otros 30 minutos en el refrigerador.

3. Precalentar el horno a temperatura media. Forrar la base de 1 molde para torta con fondo removible (23 cm) con papel mantequilla. Colocar 1 disco de masa al fondo del molde, presionar con los dedos hasta cubrir toda la base, dejando un borde de 1 cm (la masa se quiebra fácilmente pero se pega al presionar con los dedos). Luego, distribuir la mermelada sobre la masa.

4. Entre 2 trozos de papel mantequilla colocar el otro disco de masa refrigerada y uslerear hasta obtener 1 círculo de 30 cm x 1 cm de espesor. Retirar el papel superior y cortar la masa en 12 tiras de 0,5 cm. Colocar algunas las tiras entrecruzándolas con otras formando un enrejado sobre la mermelada. Con el resto de las tiras formar un borde de 1 cm y espolvorear las almendras sobre al borde. Hornear 35-40 minutos o hasta que esté ligeramente dorada, dejar enfriar. Es mejor dejar reposar la torta 24 horas antes de consumirla. Antes de servir espolvorear con azúcar flor.

La tarta de Linz, que lleva el nombre de la ciudad ubicada al noreste de Austria, tiene fama de ser una de las recetas más antiguas de Europa. Su masa, una rica combinación de mantequilla, azúcar, avellanas molidas y harina, es muy fácil de preparar. Si bien el relleno de la receta clásica es mermelada de frambuesa, se puede reemplazar por dulce de otros frutos rojos, como ciruelas, arándanos o una mezcla de berries.

 

Queque de chocolate y avellanas (sin gluten) (para 8-10 personas)

Este queque, fácil de preparar, se puede acompañar con frutos de la estación, higos frescos, semillas de granada o perlas al vino.
Queque
INGREDIENTES: 3 tazas de avellanas tostadas y peladas (ver información extra al final de este artículo) 200 g de mantequilla a temperatura ambiente, en cubos + 2 cucharadas para enmantequillar y pincelar 200 g de chocolate bitter, picado 6 huevos, separados 1 taza (200 g) de azúcar Pizca de sal 3 cucharadas de licor de avellanas (tipo frangelico o amaretto) o jugo de naranja)

Para el glaseado:
140 g de chocolate bitter en barra, en trozos pequeños 2 cucharadas de café o licor de avellanas 185 g de mantequilla a temperatura ambiente, en cubos

1. Precalentar el horno a temperatura media. En la procesadora colocar 2 tazas de avellanas y procesar hasta molidas finas pero con algo de textura. Picar de forma gruesa el resto de las avellanas y reservar para decorar.

2. En un bol colocar la mantequilla y chocolate y derretir, revolviendo, a bañomaría. Retirar del calor y dejar reposar 2 minutos. Luego agregar, revolviendo, las avellanas molidas, mezclar bien y dejar reposar otros 5 minutos.

3. Mientras tanto, en un bol colocar las yemas, azúcar y batir con la batidora eléctrica 5 minutos o hasta que estén pálidas y cremosas. En otro bol batir las claras a nieve con una pizca de sal. Añadir, alternando la mezcla de yemas y claras batidas a la mezcla de chocolate. Finalmente verter el licor o jugo de naranja y mezclar

4. Enmantequillar un molde de 20 cm de diámetro con fondo removible y forrar la base con papel mantequilla y pincelar con mantequilla. Verter la mezcla preparada y emparejar la superficie. Hornear hasta que esté firme. Retirar del horno y dejar enfriar 30 minutos antes de desmoldar.

5. Preparar el glaseado. En otro bol colocar el chocolate y café o licor y derretir a baño maría. Retirar del fuego y agregar, de a poco, batiendo, la mantequilla. Con una espátula cubrir la superficie y los bordes del queque. En forma decorativa distribuir las avellanas picadas reservadas sobre la superficie y los bordes. Cómo tostar y pelar avellanas: Para intensificar el sabor y color de las avellanas, los cocineros suelen tostarlas. Para eso, hay que precalentar el horno a temperatura media-baja. En una lata de horno distribuir una capa de avellanas.

Hornearlas 15-20 minutos, supervisando constantemente, porque se queman con facilidad. Para remover la piel, cuando todavía están calientes, hay que transferirlas a un paño de cocina limpio, cubrirlas con el paño y dejarlas reposar 10 minutos. Luego frotarlas vigorosamente dentro del paño, hasta eliminar la mayor parte de la piel.

 

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*